De hombres y mares

Surcando el pasado inamovible
y escondiendo cataclismos de antiguos errores.
Navegando la tradición contemporánea y haciendo mella en la realidad.
Una tormenta de fuego azota la jornada.
Y al bajel, algunos por miedo, han abandonado ya.
 
El capitán grita a los cuatro mares “podemos salvar la nave compañeros!”
Y alguien responde desde la  olvidada popa
“salvar mi esencia, que la nave vencida ya está!”
Sorteando heroicamente la tormenta lograron salvarse,
aunque así mismos héroes no les llamaran.
 
El Capitán lo ha  nombrado supervivencia, selección natural.
Bajo el cielo gris una vez desembarcados,
Ojos supersticiosos que inquisitivos dudan continuar.
 
La voz subconsciente susurra en la incertidumbre de los hombres de mar:
compañeros que surcaron olas en espiral,
mostremos humanidad ahora para transmutar la historia.
El diario del navegante ha de ser tan puro,
como los ojos mismos que un día emocionados, el mundo quisieron cambiar.

Nayeli Jiménez Cano

Advertisements

Teil deine Gedanken / Comparte tus pensamientos

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s