¡Run Peña…Run! ¡El #YoSoy132 te persigue en Berlín!

Die Existenz einer demokratischen Gesellschaftsordnung in Mexiko ist seit jeher hinterfragt worden. Bestes Beispiel dafür sind die Präsidentschaftswahlen in einem Turnus von sechs Jahren, in denen regelmäßig der Kandidat bestätigt wird, der die „finanziellen Mittel“ dazu hat. Trotz allem gibt es nach wie vor Bürger, die an die Wahl als Ergebnis der souveränen Willensbekundung des mexikanischen Volkes glauben. In diesem apokalyptischen Panorama werden immer wieder soziale Bewegungen geboren, die durch organisiertes Handeln wahre Demokratie für Mexiko einfordern. Eine solche Bewegung ist  #YoSoy132, die ihren Ursprung in einem studentischen Aufstand hatte. Mittlerweile hat sich das Netzwerk erstaunlich erweitert- auf weitere amerikanische Länder, Europa, Asien und Ozeanien. Allein in Deutschland gibt es mindestens sechs aktive Gruppen.

Vor einigen Monaten hätten sich die mexikanischen Politiker wohl in ihren kühnsten Träumen nicht vorstellen können, dass sie die Kraft des Protests sogar bis nach Deutschland begleiten könnte. So hatte Enrique Peña Nieto in seiner Selbstherrlichkeit wohl nicht damit gerechnet, bei seiner Showveranstaltung in Deutschland von einer Gruppe zäher Demonstranten begleitet zu werden, die ihm vor allem eines zeigen wollen: Dass er weder in Mexiko, noch sonst wo erwünscht ist und, dass das Verlangen nach Demokratie keine Grenzen kennt!

So kam es dann am 11. Oktober dieses Jahres zu einigen unerwünschten Zwischenfällen beim Deutschlandbesuch des zukünftigen mexikanischen Präsidenten. Angesichts der hartnäckigen Protestanten, die ihn bereits mit Plakaten erwarteten, musste er nicht nur ein Mal die Flucht durch die Hintertür antreten. Zum Zeitpunkt der Demonstrationen vor der mexikanischen Botschaft hatten sich laut Zeitungsaussagen rund zweihundert Personen versammelt mit dem gemeinsamen Ruf:  “Erzähl allen, dass die Demokratie in Mexiko ein Betrug ist”. Die Rufe blieben nicht ungehört, denn auch dieses Mal trat Peña Nieto die strategische Flucht nach hinten an und sein Treffen mit der deutschen Kanzlerin musste verschoben werden.

So blieb nach zwei Tagen des Aufenthalts Peña Nietos und des Protest vor allem ein Bild vom zukünftigen Präsidenten: Ein durch die Hintertür fliehender Politiker, der gekommen war Mexiko als heile Welt zu präsentieren.

La legitimidad de la democracia en México ha sido cuestionada fuertemente  durante toda su existencia. Los fraudes electorales han sido la constante cada seis años cuando los ciudadanos eligen al representante del ejecutivo.  Resulta inconcebible  para muchos mexicanos que Enrique Peña Nieto, el candidato del PRI a la presidencia tome el poder aun cuando más del 60 por ciento de los votantes no lo avalaron con sus sufragios. ¿Cómo entonces se puede hablar de democracia cuando la compra y coacción del voto, los excesos en gastos de campaña y la clara intromisión de las televisoras fueron los redundantes de las pasadas elecciones?

Tal pareciera que a muchos mexicanos les siguen dando atole con el dedo, y se siguen creyendo el cuento de que en México se respeta la decisión popular, cuando en realidad son los poderosos monopolios nacionales y extranjeros los que continúan poniendo y quitando presidentes.

Ante este casi apocalíptico panorama surgen movimientos sociales que le dan esperanza al pueblo mexicano. Dichos movimientos buscan despertar el interés de la gente por la política, crear medios alternativos de comunicación, fomentar la acción participativa de la sociedad en el acontecer nacional y formar un frente de resistencia civil contra los latigazos que el gobierno y sus cómplices le pretenden acertar a los trabajadores de nuestro país.

Tal es el caso del movimiento #YoSoy132, ya ampliamente conocido por los mexicanos dado su gran espectro de acción en los últimos meses. Lo interesante de este movimiento que nació desde las trincheras estudiantiles es que pocos habrían creído que la espontanea muestra de repudio contra la visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana podría convertirse en el movimiento que ahora podemos presenciar; teniendo células adherentes en una gran parte del país. Y no acaba ahí, el  #YoSoy132 ha atravesado fronteras habiendo  células en muchos países de América, Europa, Asía y Oceanía. Solamente en Alemania, el movimiento cuenta con al menos seis células activas distribuidas en ciudades como Berlín, Hamburgo, Colonia, Gotinga, Stuttgart y Múnich.

Algunos meses atrás, quizás ni en sus pesadillas más bizarras los políticos mexicanos se hubieran imaginado que en sus ostentosos viajes al extranjero seguirían observando el continuo repudio de los mexicanos que ya se hartaron de callar y ahora usan cualquier oportunidad para mostrar su solidaridad incondicional para con sus connacionales que luchan por una democracia real en México. Tal es el caso de la pasada visita de Enrique Peña Nieto a Berlín donde la célula de #YoSoy132 Berlín junto con el colectivo México vía Berlín organizaron una serie de eventos de repudio contra el próximo presidente de México y su grupo de allegados. Dicho evento fue reforzado por el envío masivo  de postales a la canciller alemana Ángela Merkel desde varios puntos de Alemania y con eventos paralelos anunciados en la ciudad de Múnich.

Todo inició muy temprano el jueves 11 de octubre con el encuentro entre Enrique Peña Nieto y el alcalde de Berlín Klaus Wowereit. Alrededor de siete integrantes del #YoSoy132 se plantaron en las puertas del Palacio Municipal con una manta para invitar a los berlineses a participar en la manifestación programado a las seis de la tarde en la Embajada de México donde Peña había anunciado una reunión con la canciller alemana. Terminada la reunión Enrique Peña Nieto saldría por la puerta lateral para evitar confrontarse con los manifestantes.

Integrantes del #YoSoy132 enfrente del Palacio Municipal de Berlín

Integrantes del #YoSoy132 enfrente del Palacio Municipal de Berlín

Poco antes de que dieran las seis de la tarde la calle frontal a la embajada de México ya se encontraba tomada por un grupo de mexicanos portando máscaras con forma de copetes y de calavera, pancartas con consignas escritas y grandes mantas donde se podía leer en inglés y alemán “Dile a todos que la democracia en México es un fraude”. En el punto clímax del evento, según algunos periódicos, ya había alrededor de doscientas personas.

Llegada de los primeros manifestantes a la Embajada de México en Berlín

Llegada de los primeros manifestantes a la Embajada de México en Berlín

Durante unas dos horas se leyeron cartas, poemas, se abrió el micrófono para la participación de los presentes, se efectuaron varios performance haciendo parodia a Enrique Peña Nieto y la violación de la democracia, y se lanzaron fuertes consignas como “Que le paguen por hora a Peña y a su señora”, “keine Demokratie mit Peña in México” (No hay democracia con Peña en México), “Atenco no se olvida”, entre muchas otras. Notables fueron las muestras de solidaridad de algunos ciudadanos de Chile, Colombia, Alemania y otros países que se sumaron a la protesta.

Alrededor de 200 manifestantes se dieron cita en la Embajada Mexicana

Manifestante portando un cartel en solidarización con lo sucedido en Atenco en el 2006

En algún punto del evento se anunció que la reunión entre Peña y Merkel se había cancelado debido a la presencia de los manifestantes en la Embajada. Por segunda ocasión Enrique Peña Nieto se escondía de la sociedad civil mexicana.

Manifestantes exigiendo el esclarecimientos por la desaparición de tres jóvenes mexicanos /nomasvictimas.org/

Parodia de Enrique Peña Nieto apareciendo en la televisón

Al mismo tiempo se filtró la información de que Peña y su gente se hospedaban en el hotel más lujoso de Berlín localizado frente a la Puerta de Brandeburgo, el Hotel Adlon. Por lo que al darse por concluida la manifestación en la Embajada mexicana un grupo de alrededor de treinta manifestantes se movilizó hacia las puertas del hotel, a pesar de la advertencia de la policía de que podrían ser detenidos si llevaban a cabo una nueva manifestación que no estuviera programada.

Manta posada sobre la Klingelhöferstraße

Joven con cartel haciendo alusión a los caso de feminicidio en el Edo. de México

Joven manifestante tomando el micrófono para dar un discurso

A pesar de ello el grupo de mexicanos levantó la voz y sus consignas se hicieron escuchar frente al Hotel Adlon donde Enrique Peña Nieto ya había llegado. La manifestación espontanea duró apenas un par de minutos ya que los dispositivos policiales empezaron a acordonar la zona, por lo que los manifestantes se dispersaron entre la multitud de personas que se encontraba en las calles.

A las nueve de la mañana del día siguiente se organizó una nueva manifestación frente al Hotel Adlon, donde acudieron unos veinte manifestantes que esperaban la salida de Enrique Peña Nieto y su comitiva para la reunión que tendría con banqueros y empresarios en el Deutsche Bank.

A las afueras del hotel se podían observar los cuerpos de seguridad de Peña que se encontraban vigilantes ante la manifestación del grupo de mexicanos. Y por tercera ocasión Enrique Peña Nieto abandonó el hotel por la puerta trasera para evitar encontrarse con los manifestantes.

Dadas las diez de la mañana el grupo de mexicanos se desplazó hacia el complejo del Deutsche Bank donde se había programado la reunión de Peña con los banqueros. Sin embargo, esta había sido cambiada de sede, probablemente para evitar la presencia del grupo de mexicanos que literalmente se encontraban cazando al próximo presidente de México.

No obstante, los manifestantes lograron obtener la información de la localización de la nueva sede del evento y se dirigieron al Hotel Bristol Kempinski donde se plantaron de nuevo en la entrada cargando sus mantas y consignas. Y fue obvio el desconcierto de los encargados del hotel y del servicio de seguridad de Enrique Peña Nieto quienes no esperaban que los mexicanos como si fueran “la conciencia de Peña que no lo deja tranquilo” lograran volver a aparecerse.

Minutos después llegó a las puertas del hotel un autobús con el letrero de “Mexican press” que iría a recoger a la prensa que cubría el evento. Pasada la hora, los reporteros finalmente salieron de hotel. Sin embargo, a pesar de las consignas de los manifestantes para que cubrieran la otra parte del discurso, es decir, las manifestaciones, apenas unos cuatro voltearon a mirar la manifestación. El resto, en un acto cínico, simplemente se subió al autobús sin siquiera mirar hacia el frente. Y por cuarta y última ocasión Enrique Peña Nieto salió por la puerta de atrás, sin enfrentar las críticas de la sociedad civil mexicana.

El ex candidato del PRI abandonó Berlín sin decir una palabra a los medios y sin confrontar a los manifestantes mexicanos. Al próximo presidente de México se le ha hecho costumbre salir por las puertas de atrás. Me pregunto cuantos miembros de la “Bundespolizei” se habrán necesitado esta vez para sacar a Peña Nieto del baño de la cancillería.

Quizás, Enrique Peña Nieto en su paso por Alemania trató de convencer a los funcionarios con el conocido discursio político de que México es un país seguro, moderno, con instituciones democráticas y respetuosas de los derechos humanos. También habrá hablado de que nuestra nación está lista para efectuar las reformas estructurales en el sector energético y así garantizarle a los empresarios extranjeros jugosas ganancias si le echan una mano para privatizar el petróleo.

Enrique Peña Nieto vino a Europa para buscar en el extranjero el respaldo que el pueblo mexicano no le confiere. Y en su paso por el viejo continente encontrará el rechazo constante de los mexicanos que no se tragan más el desgastado discurso del dinosaurio político que no termina de comprender que la democracia no se compra, que la nación no se vende y que al pueblo mexicano ya no se le miente.

Como una joven manifestante diría: “no te vamos a dejar Peña Nieto, vayas a donda vayas vamos a estar ahí cuestionandote. Métetelo en la cabeza, no te vamos a dejar en paz”. Tal frase demuestra el papel fundamental que tienen los mexicanos de exigir, vigilar y cuestionar a sus políticos, y usar el poder de la información a su favor, pues en un país con claros rezagos democráticos la sociedad civil organizada es el único arma que se tienen para hacer contrapeso a un gobierno que tiende a subestimar a sus ciudadanos.

Escrito y fotografías de/ Text und Fotos von Manuel Toledo Hernández

Noticias publicadas por la prensa:

…Y en Alemania mexicanos lo esperan con acciones de repudio
Mexicanos se manifiestan en Berlín contra visita de Peña Nieto
Sostiene Peña reunión privada con Angela Merkel
Abordan Peña y Merkel libre comercio y energía renovable
Protestan contra visita de Peña Nieto a Alemania unas 150 personas
Peña y Merkel buscan impulsar energías renovables
Mexikaner in Berlin rufen zu Protesten gegen Peña Nieto auf
Grünen-Abgeordnete fordern von Peña Nieto Bekenntnis zu Menschenrechten
Protestan contra Peña Nieto durante su visita en Alemania
Protesta #YoSoy132 en Alemania por gira Peña. Con Denise Maerker

Advertisements

8 responses to “¡Run Peña…Run! ¡El #YoSoy132 te persigue en Berlín!

  1. Me encanta, me encanta, me encanta!!!.Gracias por su apoyo desde tan lejos y tan cerca de nuestro dolor. Para lección de muchos mexicanos vendidos y/o pasivos ante esta situación… Saludos desde Durango, México.

  2. No le pongan cosas en inglés…que el pendejo no entiende XDD. Si en inglés no entiende mucho menos en Alemán.

  3. Muchas gracias por difundir la inconformidad y la indignación de los mexicanos en Alemania. Es hora de unir al mundo en una sola voz exiguiendo democracia verdadera. Saludos desde México.

  4. Vielen Dank für die Verbreitung Unzufriedenheit und Empörung der Mexikaner in Deutschland. Es ist Zeit, die Welt mit einer Stimme exiguiendo wahre Demokratie zu vereinen.

  5. Me considero un cuidadano consiente e informado,siento impotencia y me da un chingo de verguenza, que ciudadanos en otros paises nos pongan la muestra a quienes permanecenos pasivos y dejando que nos hagan pendejos.saludos desde cln,sinaloa.

  6. Eine tolle Übersicht und tolle Fotos! Ich finde es stark, dass sich die Mexikaner so konsequent im Ausland organisieren und für ihre Forderungen nach einem gesellschaftlichen Wandel einstehen! Sechs Jahre Präsidentschaft sind eine unglaublich lange Zeit und ich kann nur hoffen, dass ihr einen langen Atem habt und nicht aufhört zu kämpfen, damit ihr bei der nächsten Wahl noch viel stärker seid und sie euch nicht mehr ignorieren können! Muchos saludos desde Alemania a todos los mexicanos que luchan por la democratisación en su país!

Teil deine Gedanken / Comparte tus pensamientos

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s